¿Qué es la cultura de calidad?

“Crear cultura es crear conciencia” asegura Gabriela Bolaños, coordinadora de ES Calidad. Esta es la oficina administradora del premio salvadoreño a la calidad y al reconocimiento de las mejores prácticas. Esto nació hace 7 años con el siguiente propósito: Implementar una cultura de calidad tanto en las instituciones públicas como privadas a nivel nacional.

ES Calidad trata dos galardones. El primero está enfocado en el premio salvadoreño a la calidad; como una empresa es gestionada, cómo se mide y evalúa en referencia a los servicios y procesos internos que posee. El otro galardón es sobre las mejores prácticas: qué proyecto o aspecto específico es manejado de forma eficiente por la empresa o institución y cómo se le puede dar seguimiento para que no se pierda.

Con estos dos premios, se busca fomentar a las empresas estar en una mejora constante. De esta forma, se contribuye a que el país sea más competitivo a nivel internacional. Gabriela Bolaños explica que una de las principales deficiencias que se observan tanto en instituciones públicas o privadas es la falta de seguimiento organizado, lo cual trae como consecuencia una mala cultura empresarial.

“Para darle sostenibilidad a una empresa,” comenta la coordinadora “es importante que esté documentada y esté sistematizada.”

Gabriela Bolaños tiene varios roles como coordinadora, entre ellos: Implementar excelencia y difundir el modelo de excelencia a nivel de país tanto en empresas e instituciones. “Si una empresa no se fija metas y no se está evaluando ni contrastando contra esas metas,” detalla “difícilmente va a poder llegar a crecer.” Ella lo compara con la licencia de conducir. De nada sirve que un individuo sea un experto manejando si no tiene licencia de conducir. No está cumpliendo lo básico de la ley. Es lo mismo con las empresas si no poseen una gestión adecuada en cada aspecto.

“Si el producto no cumple los requisitos técnicos,” segura la coordinadora  “difícilmente la empresa se va a estar gestionando bien”. Un problema dado es que muchas empresas e instituciones desean certificarse únicamente para tener el “cartón” y realmente no profundizan en la importancia de tener los lineamientos necesarios.

Lograr calidad y excelencia no es algo tan simple y además implica un verdadero reto.

Gabriela Bolaños define todo este proceso como una constante evaluación y medición para conocer los puntos que deben mejorarse. Parte de esta filosofía donde se persigue la excelencia tiene como base Kaizen, un método de gestión de calidad japonés donde se implementan los valores de autoevaluación. Es en sí un método de mejora continua. “Todo el tema de calidad y mejora continua es Kaizen”, aclara la coordinadora. El modelo japonés va prácticamente implícito en el trabajo de ES Calidad.

“Está comprobado que si el personal se siente identificado con lo que hace y comprometido con lo que hace,” explica Gabriela Bolaños, “la empresa va a tener mejores resultados.”  Un problema específicamente cultural que se da dentro de las empresas o instituciones es que el personal está acostumbrado a trabajar de forma aislada. Por el contrario, debe existir un trabajo en equipo donde se persigan los mismos objetivos. La coordinadora explica que así funciona.

La cultura de excelencia es tener gente comprometida que le apueste a un objetivo en común.

En términos ideales, el modelo de excelencia debe transformarse en el ADN de la empresa o de la institución. Debe ser parte fundamental de su identidad; su esencia. “Cada realidad y cada cultura empresarial es diferente” explica Gabriela Bolaños, “No es lo mismo evaluar a una empresa del sector manufacturero a una farmacéutica o evaluar a una de alimentos por ejemplo “. Es por ello que el primer galardón realiza la evaluación de acuerdo al rubro. En este caso, lo primordial es revisar que todas las áreas (recursos humanos, área de procesos, área de producción, área de comercio) estén interrelacionadas y respondan a los mismos objetivos en función de lo que la empresa o la institución planificó.

Los galardones de ES Calidad y las evaluaciones que conllevan son más que todo para las medianas y grandes empresas. Sin embargo, Gabriela Bolaños invita a las empresas más pequeñas a comenzar a cuidar su gestión en calidad y excelencia para que crezcan de forma adecuada.

“Tenemos que buscar ser mejores todos los días” opina.

La coordinadora explica que no sólo se trata de buscar la cultura de excelencia en el ámbito laboral, sino que también se trata una autoevaluación personal. Es importante que cada persona sepa trabajar de forma eficiente. Con lo que cada uno de nosotros hacemos,” concluye Gabriela Bolaños, “podemos sumar y hacer una mejor institución; hacer un mejor país. Ese es nuestro objetivo.”

Si deseas saber más sobre ES Calidad y su trabajo, o deseas saber como participar en tan importantes galardones, te invitamos a visitar su sitio web ES Calidad y seguirlos en sus redes: Facebook y Youtube.