20 años de revolución con Utena

Revolución de Utena

“Si la cáscara del huevo no se rompe, moriremos sin haber nacido.”Frase que se repite en el trascurso de la serie.

Por muchas razones, se dice que el anime no es algo que siempre se dirige al público infantil y la serie Utena: La Chica Revolucionaria (Revolutionary Girl Utena) es un ejemplo de ello. Este 2017, este anime cumple 20 años de haber salido al aire y es una historia que se ha ganado una sólida base de fans que no olvidan la impresión que les causó a primera vista. Pero indaguemos al respecto y veamos qué es lo que tiene esta serie que la convierte en algo tan inolvidable.

Cuando Utena, la protagonista, era pequeña, estaba llorando por la muerte de sus padres. Entonces llegó un príncipe a consolarla y le entregó un anillo con la promesa de que se volverían a encontrar. Hasta aquí suena como cualquier historia romántica, ¿o no? Pero entonces la idea parece dar vuelta. La inocente Utena quedó tan impresionada con por el príncipe que tomó una decisión:

Ella se convertiría en un príncipe….“Pero ¿Era esta una buena idea?”

Utena, la protagonista
Utena, la protagonista.

Esta misma interrogante surge cada vez que se relata la historia. Y es así cómo todo comienza. Utena atiende el instituto Ohtori, donde espera encontrar a su príncipe algún día. Sin embargo, ella se distingue de las demás chicas. No sólo se niega a seguir las reglas de etiqueta de vestuario de señoritas, sino que posee un carácter firme y rebelde que hace que llame la atención. Es mejor en los deportes que la mayoría de chicos y muchas la admiran por ello, pero otros no.

El instituto Ohtori se basa en el siguiente sistema: La chicas son princesas y los chicos son príncipes, y no hay de donde más elegir. Y en todo este panorama, se encuentra una princesa en particular llamada Anthy, que es conocida como La Prometida de la Rosa.  Anthy es el ideal de princesa, dentro de este esquema tradicional, ya que posee un comportamiento sumiso y un porte dulce y frágil.

Todos los príncipes del instituto desean ser el dueño de la Prometida de la Rosa. Todos pelean por Anthy, ya que obtener este título equivale a poder. Entonces Utena se da cuenta de esto y no soporta la forma en la que el dueño actual de la prometida, Kyouichi, trata a Anthy. Kyouichi tiene un temperamento agresivo y abusa de la princesa de forma física y verbal. Por ello, Utena defiende a Anthy y se termina enfrentando contra el cruel príncipe en un duelo de espadas.

Utena junto a Anthy, La Prometida de la Rosa.
Utena junto a Anthy, La Prometida de la Rosa.

Utena gana esta batalla de forma sorpresiva para los ojos del Consejo Estudiantil. Y al mismo tiempo, se gana el título como dueña de la prometida de la Rosa, algo que la atlética chica no se toma muy en serio. Sin embargo, al ver la actitud sumisa de Anthy, ella decide quedarse con el título y de esta forma evitar que los otros príncipes malvados tengan el chance de hacer con ella lo que deseen. Y así es como se desencadena el resto de la trama hasta llegar a puntos impredecibles y aún más impactantes.

El nombre de la serie lo dice: Utena es una chica revolucionaria.

Ella posee un espíritu libre y dependiente que no desea estar sometido a ningún tipo de dominación. Pero vive en un mundo donde se les ha inculcado a los muchachos desde pequeños que las niñas son débiles y que pueden ser manipuladas a su antojo. Los príncipes rescatan a las princesas para mostrar que tienen autoridad sobre ellas. Un príncipe sin una princesa a quién dominar es considerado un fracaso como hombre.

¿Y dónde se encuentra la revolución?

Utena rompe con el esquema rígido del instituto Ohtori. En esta serie, se simboliza el machismo y los estereotipos sociales de género y se crea una sátira social al respecto muy bien enmascarada. Esto se debe a que la historia de por sí es introducida como un simple cuento de hadas. No pareciera haber nada controversial al respecto, aunque lo hay. Las ilustraciones son muy estéticas y el ambiente total está enfrascado en un surrealismo dramático.

Utena en un duelo de espadas

Todo el entorno que gira en torno a los duelos con tal de ser el dueño de la Prometida de la Rosa están dotados de elementos fantasiosos. La forma en la que muchos diálogos se desarrollan tiene un aire romántico al respecto, creando una telaraña invisible pero ingeniosa para las paradojas. Y esto es porque constituye  una contradicción encantadora la que se muestra al público al criticar aquello que al mismo tiempo se embellece.

Hay una frase que dicen los miembros del Consejo Estudiantil a cada rato: “Si la cáscara del huevo no se rompe, moriremos sin haber nacido.”. Hay que recordar que todos los personajes, príncipes y princesas, son en realidad adolescentes. Están en una etapa de crecimiento emocional, por lo que esta frase se refiere al camino que se debe seguir para alcanzar la madurez. En otras palabras, se está diciendo:

“Si no me convierto en el adulto que la sociedad espera de mí, moriré sin haber crecido.”

Utena: La Chica Revolucionaria nos abre las puertas a una lucha cruda por asumir a la perfección el papel ideal de un adulto. Una famosa youtuber inglesa llamada Noodlerella, quién es fan de este anime, dijo: “Toda la historia es una metáfora sobre la pubertad”. Efectivamente, se habla del acondicionamiento social que ejerce presión sobre la juventud y de la lealtad forzada como se observa en el carácter sumiso de Anthy.

Es una historia con mucha oscuridad y con muchas contradicciones que enriquecen la misma trama. Los príncipes de la historia son adolescentes que fingen ser adultos, al punto que se muestran crueles ante las princesas. Pierden su propio propósito en su propia guerra interna. Y se supone que luchan por este ideal con tal de dominar el sistema.

Luchan por derrocar algo a lo cual están emocionalmente apegados.

Es un anime que toca temas controversiales. El hecho que haya sobrevivido por tanto tiempo y que tenga una base leal de fanáticos dispuestos a defender esta serie a morir demuestra la fuerza que tiene la historia. Ha dejado una huella permanente en el anime, ya que se considera, desde una perspectiva psicológica y cultural, la versión oscura del famoso anime Sailor Moon (Historia protagonizada por chicas que eran guerreras mágicas).

Revolutionary Girl Utena

Esta historia crea su propio universo donde las cosas funcionan de una forma predeterminada y simbólica. Básicamente, se trata de un juego de ajedrez donde se quiere hacer de Utena otro Peón, mientras ella decide moverse con libertad a través del tablero.

El príncipe que inspiró a Utena a convertirse en la luchadora que es en realidad es una metáfora de la voluntad interna de Utena, ya que su silueta aparece junto a ella al principio de cada batalla. Pero al mismo tiempo, se crea una contradicción, ya que es esta obsesión que ella tiene con el príncipe lo que la  lleva a lidiar con una situación aún más dura al final de la serie. Y es aquí donde ella debe enfrentarse a su propia debilidad para salir adelante.

Entonces, queda claro algo:

Lo que parece ser perfecto puede ser una mentira.

Giovanna y Yasha, administradoras del primer sitio oficial de fans de esta serie, hablan del mensaje que deja la historia: “Te dice que nadie puede rescatarte. Tienes que rescatarte a ti mismo; aún más importante, tú puedes rescatarte a ti mismo.”

Revolutionary Girl Utena

Esta vez, no se muestra el típico final feliz entre una princesa y un príncipe, sino que se muestra una reflexión. Se muestra una revolución. Se muestra que puedes ser alguien diferente a lo que la sociedad te dicta. Te muestra que puedes elegir. Puedes ser lo que quieras ser. Tú incluso puedes revolucionar al mundo, pero para lograrlo, debes abrir bien los ojos ante la realidad que te rodea. Si no, podrías estar atrapado en una burbuja de mentiras sin darte cuenta.  La pregunta es: ¿Y tú te atreverías a abrir los ojos para rescatarte?

Fuentes:

Anime News Network: 20 Years of Utena Fandom with the Ultimate Superfans.

DeCulture: Utena y la deconstrucción del machismo.