Escalada de tensión por envío de portaaviones a Corea del Norte

Corea del Norte

El primer gran conflicto de la era digital es una realidad que pudiera estar acercándose a pasos agigantados. Tras los hechos del ataque con misiles a Siria, otro foco de tensión en la mira del gobierno estadounidense acapara nuevamente la atención de los medios. En menos de 48 horas después del ataque al régimen de Bashar Al-Assad, el portaaviones USS Carl Vinson se ha movilizado hacia las aguas territoriales de Corea del Norte por órdenes del presidente Donald Trump.

El referido buque de guerra y la flota que lo acompaña zarpó con rumbo a Australia para maniobras de rutina. Sin embargo, tras la orden dada por el gobierno a través del Comando del Pacífico, éste cambió de dirección hacia la península coreana.

Este movimiento puede intuirse como una demostración de fuerza por parte del gobierno estadounidense.

Asimismo, es la respuesta más reciente a los continuados ensayos con misiles balísticos del régimen de Kim Jong-Un.

Casi en paralelo con la situación en Medio Oriente, Corea del Norte realizaba pruebas con misiles KN-15 en el Mar de Japón. Estos sucesivos ensayos militares son un peligro latente para su vecino del sur, Japón y otros países del área. En reiteradas ocasiones, el país comunista ha entrado en controversia con los Estados Unidos acerca de sus ejercicios militares y su programa nuclear, que defiende a capa y espada como defensa a posibles “agresiones imperialistas”.

Es sabido que Corea del Sur es un aliado histórico de la superpotencia desde el fin de la Guerra de Corea en el año de 1953. Por ello, el norte guarda relativa hostilidad hacia su contraparte del sur de la península.

Las hostilidades cesaron en la práctica, más nunca hubo un cese formal de las mismas.

Durante todo ese tiempo, las acciones militares por parte de Kim Il-Sung y sucesores han sido preocupación permanente para la Corea democrática. La reciente maniobra cuenta con todo el apoyo del gobierno surcoreano. “El despliegue parece mostrar que EE.UU. entiende lo grave que es la situación que se vive en la península coreana”, declaró Moon Sang-Gyun, Ministro de Defensa de Corea del Sur.

Aunque a simple vista la movilización de la flota armada sea una respuesta a los ensayos militares norcoreanos, hay mucho más en el tapete de un posible conflicto global. De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Exteriores de Corea del Norte, difundido por la agencia estatal de noticias KCNA:

El lanzamiento de los KN-15 es una respuesta directa de Corea del Norte hacia los hechos en Siria.

“El ataque en Siria nos recuerda que es absolutamente peligroso hacerse ilusiones sobre el imperialismo y que sólo nuestro poder militar puede protegernos de la agresión imperialista”, reza el comunicado que además respalda en forma indirecta los ejercicios militares llevados a cabo por el país.

Entretanto, no se conoce todavía la posición del gobierno de China respecto de este movimiento militar. Durante el contexto de ambas maniobras bélicas el presidente chino Xi Jinping, se encontraba reunido con su homólogo norteamericano para tratar estos temas. Por otro lado, a decir del Secretario de Estado, Rex Tillerson, China ha manifestado su apoyo a este tipo de acciones. Vale decir que con motivo del 105 aniversario del natalicio del fallecido líder Kim Il-Sung, Corea del Norte estaría planeando nuevos ejercicios bélicos en los días cercanos al 15 de abril. Por ello, esta acción tiene objetivos de posicionamiento estratégico de cara a este y futuros ensayos militares del régimen.

Aunque vivimos en un mundo con mayor apertura y tolerancia que cuando el último conflicto mundial, es cierto que las potencias mundiales no han escondido del todo sus intenciones bélicas como alternativa a la resolución de problemas globales. Esto es especialmente por parte los Estados Unidos de Donald Trump, que parece haberse tomado en serio la frase del general prusiano Carl Von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la diplomacia por otros medios”. Invitamos a los lectores a opinar sobre el tema.

Corea del Norte y Donald Trump

Fuentes:

PlayGround: Trump ordena el despliegue de un portaviones y su grupo naval de ataque frente a la península de Corea.

La Nación: Un portaaviones para intimidar a Corea del Norte.

El Colombiano: Envío de portaaviones refleja inquietud de Estados Unidos con Corea del Norte.

La Vanguardia: Estados Unidos envía un portaaviones hacia Corea del Norte como muestra de fuerza.