Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

Aunque es reconocido a nivel nacional como chef, Frank Arévalo prefiere describirse a sí mismo como un chef de profesión. “La palabra chef es un peso y es una responsabilidad” opina. Para él, la cocina es un lugar especial donde se fusionan aromas, sabores y sentimientos.

“La cocina es poder darle de comer a la personas que quiero” expresa. Sin embargo, Frank no creció sintiendo alguna pasión particular por el arte culinaria como se asume de un cocinero en general.  Fue criado por su abuela. Para ella, Frank fue el sexto hijo. Lo trató con mucha firmeza y le fomentó el respeto a los valores.

¿Y qué sucedía con la comida?

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

La señora siempre hacía una sopa de guineo verde y al futuro cocinero no le gustaba. No obstante, era obligado a terminársela y esto llego a un punto en el que Frank dijo: “Mire, tráigame el cincho porque yo no me voy a tomar la sopa.”

Así fue transcurriendo el tiempo sin que él sintiera un amor por la comida. Al crecer, decidió estudiar licenciatura en mercadeo, ya que sentía facilidad para comunicarse con la gente. Le llamaba la atención las ventas y la publicidad bien realizada.

Se graduó y estaba trabajando un día en su escritorio en una empresa multinacional de paquetería cuando se dio cuenta que estaba aburrido. Quería hacer más de su vida. “Siempre he pensado que yo no vine a este mundo para ser normal. Yo no soy el promedio. No me gusta ser eso.” Comenta.

Y decidió abrir un restaurante.

Lo curioso del caso es que esta idea no tuvo ninguna relación por un posible amor a la cocina. Frank lo que quería era tener un tipo de seguridad económica y puesto que todas las personas tienen la necesidad del alimento, consideró que este negocio sería algo fácil, pero pronto se dio cuenta que la vida le tenía preparado un plan distinto.

Agarró un local grande. Contrató 10 meseras, un cocinero, varios ayudantes y duraron 10 meses. Frank relata ya estaba casado con un hijo cuando el restaurante quebró. Y para él, esto fue una enorme frustración.

Sin embargo, ahí fue cuando tomó un rumbo inesperado porque el día que iba a entregar el local, la esposa le sugirió que estudiara cocina. Él se ofendió ante la idea, pero debido a la pérdida económica, aceptó y se fue a estudiar a una escuela que está en Santa Tecla.

Se dio cuenta que le resultaba fácil interpretar las recetas.

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

Y así emprendió un viaje dentro de este arte culinario. Fue invitado junto a sus compañeros a una competencia de cocina en Guatemala y de 50 personas, sólo 5 fueron seleccionados, entre ellos, Frank. En el proceso, fue elegido como el capitán del equipo y se dedicaba a hablar con jueces americanos y analizar la competencia, entre otras cosas. Ganaron una medalla de bronce.

Al regresar al país, fue a un hotel a hacer unas prácticas del rubro. Empezaron 30 personas pero pronto quedarían sólo 6. Frank relata que las jornadas eran pesadas y hacían todo tipo de pesadas labores, que incluía cargar sacos de papas. Era algo complicado y él quiso demostrar que no se iba a rendir.

Luego, narra que el famoso chef Francisco Cubías, conocido como el Chef Continental, comenzó a guiarlo en el mundo de la cocina, ya que conocía a Frank desde el Instituto. Un día lo invitó a cocinar en el programa Secretos de Cocina. “Fue una experiencia muy bonita. Ahí comencé a tener el contacto con los medios.” Detalla Frank.

Y así lo comenzaron a llamar de otros canales.

Al principio, fue de invitado.

Comenta que para él era genial tener la oportunidad de promover su negocio. Ya en ese entonces, tenía un servicio de Fast Lunch, en el cuál les hacía entregas de almuerzos a personas distintos lugares.

Cuando fue seleccionado para ser el chef de Hola El Salvador, en el Canal 12, comenta que hizo el programa con sus hijos. Pareció ser un desastre porque los pequeños se peleaban. No obstante, esto divirtió a la gente. Comenta que el canal lo recibió con los brazos abiertos. “Es el medio que me ha permitido poder palpar el cariño de la gente” puntualiza.

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

Desde entonces, el chef Frank ha vivido con la siguiente filosofía: “Voy a disfrutar este día; mañana no sé.”. Explica que la fama es efímera y para él, es sólo una oportunidad de poder servirle a los demás, sobre todo, a los que les interesa el tema culinario. “Es el medio que me ha permitido poder palpar el cariño de la gente” asegura.

¿Qué anécdota nos comparte Frank?

Relata que una vez estaba en el parque de Cojutepeque y se le acercó un niño con su mamá, y le pidió una foto. Después, la mamá le comentó que el pequeño siempre jugaba a ser el chef Arévalo luego de ver el programa. Frank se sintió muy contento “El impacto que genera es muy bueno,” expresa, “entonces ¿cómo voy yo a elevarme y decir: Claro, si todo mundo quiere ser como yo? No; que bendición si puedo llegar y trasmitir algo positivo.”

En un país lleno de problemas, el programa de Frank se enfoca en “poder llevar un ratito de alegría.” Lo importante para él es poder trasmitir risas, momentos espontáneos y humor. Le gusta que las personas puedan interpretar las recetas que ofrece, ya que se asegura de que sean fáciles y económicas.

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”

Actualmente, tiene 14 años de estar en el rubro de cocina; “cada vez más cocinero, y menos chef” opina “Sé que hay mucha gente que respeta mi trabajo y lo agradezco mucho.” Hace dos años, logró con la ayuda de un amigo llamado Jorge Alvarado proclamar por decreto legislativo el día de la Gastronomía Salvadoreña el 13 de Octubre y el Día del Cocinero Salvadoreño el 10 de Agosto.

Frank lo describe como poner su grano de arena, pero fue un gran aporte cultural.

Además, es embajador desde hace algún tiempo en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Él se interesa mucho por el tema del desperdicio y ver qué se puede hacer al respecto. Desea dejar un precedente, e inspirar a las personas a hacer la diferencia. “Yo creo que en este país, lo que necesitamos es gente positiva” opina.

Dice que nadie debe dejar que otra persona les diga que “no se puede”, ni en la cocina ni en ninguna cosa en la vida. “Si quieres algo, tienes que trabajar, pero lo podes lograr” comenta y profundiza en su experiencia para llegar a la televisión. “El camino ha sido largo. Hoy puse el ladrillo en la pared, ¿A dónde me va a llevar? No lo sé. El ser humano está siempre clavado (Forma coloquial salvadoreña de decir “obsesionado”) en el ayer que no hizo y el mañana que a saber qué va a pasar, cuando hoy es hoy. Siempre es hoy.”

Frank habla de la importancia de ser agradecido, porque eso da paz. “Al final, lo que yo si quiero en la vida es encontrarme a mí mismo” expresa, ya que para él la cocina ha sido una forma de mostrarles su aprecio a las personas que quiere.

“La clave mía ha sido siempre: La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy” concluye. Te invitamos a seguir al Chef Arévalo en sus redes: Facebook e Instagram y admirar por ti mismo el trabajo que realiza en el programa Hola El Salvador.

Chef Frank Arévalo: “La receta de mañana tiene que ser mejor que hoy”