¿Sabías que el conocimiento será la moneda de cambio en los próximos años?

Tomada de: conceptodefinicion.de

A lo largo de la historia, el dinero ha fungido como el elemento con el cual adquirimos las cosas que necesitamos, pero según el Foro Económico Mundial, esto pronto cambiará. El conocimiento tiene muchísimo más valor que el dinero, es posible que en unos cuantos años podamos desmonetizar los productos y servicios.

Si notamos, gracias a la tecnología, la mayoría de productos y servicios que anteriormente eran caros, hoy son mucho más baratos e incluso gratuitos, esto se observa especialmente en el mundo digital.

La capacidad de digitalizar, es decir transformar algo en átomos y bits, reduce los costos de bienes como, música, libros, videos y más. Un ejemplo claro es el buscador Google, la enciclopedia Wikipedia, YouTube, Taringa, entre otros.  

Peter Diamandis, uno de los fundadores de la Singularity University, afirma que un Smartphone, si bien parece un dispositivo caro, en realidad, es millones de veces más barato que una supercomputadora de la década de los setenta. Además, un dispositivo móvil es todo en uno: cámara, radio, televisor, grabadora, calculadora, videojuego, linterna, diccionario, GPS, entre muchos otros aparatos, por lo cual nos ahorramos comprar muchas cosas.

Resultado de imagen para digitalizacion
Tomada de:  APTiTUS.com

Al parecer, el coste de la energía también va a abaratarse gracias a la mayor eficiencia de las placas fotovoltaicas, el transporte podrá compartirse a través del blockchain, la fabricación dará un salto con la impresión 3D y muchas tareas mecánicas serán automatizadas por la inteligencia artificial. Para entonces ya nos habremos convertido en prosumidores (productores + consumidores).

Se dice que, al menos en los países desarrollados, para vivir de forma confortable ya no será necesario ganar demasiado dinero ni trabajar tantas horas al día. Por tanto, la moneda del futuro no es el bitcoin ni las otras criptomonedas, se trata de la capacidad para realizarnos, generar buenas relaciones sociales y adquirir nuevos conocimientos.

Según el Foro Económico Mundial, aquellos que trabajan arduamente, pero no se toman el tiempo suficiente para ampliar horizontes y aprender constantemente otro tipo de cosas, serán los primeros en ser sustituidos por máquinas, como antaño lo fueron los obreros.