Japón lanza el cohete más pequeño jamás enviado al espacio.

Japón lanza el cohete más pequeño jamás enviado al espacio.

La JAXA al fin puede decir misión cumplida con el proyecto que venían trabajando desde el año pasado, el cual era de enviar un cohete al espacio con características bastante parecidas al del actual SS-520-5. Los nipones no tardaron mucho en encontrar la razón por la cual el anterior cohete a este fallo y corregirlo para mejorar todo el diseño y poder realizar su próxima misión con éxito.

Recopilando conocimientos y realizando mejoras tras el fallo del cohete que se intentó lanzar el año pasado, la demostración experimental que llevaba consigo el TRICOM-1R. Este es un satélite cúbico de 3 unidades que tiene como misión entrar en una zona baja de la órbita terrestre para grabar imágenes del globo terráqueo. Fue un total éxito. Lo curioso del lanzamiento del SS-520-5 es que, a pesar de ser el cohete más pequeño lanzado al espacio, ocurre lo siguiente:

Sirve más bien como cohete ahorrativo de costes.

Si se enviase en otro vehículo espacial de mayor potencia, este llevaría más gastos de por medio. El SS-520-5 se trata de un “cohete sonda” que ha sido modificado para ayudarle a llevar el satélite hasta el punto de la órbita desde donde se quiere que trabaje.

Esta misión forma parte de un movimiento en la industria aeroespacial que busca el uso de vehículos más pequeños para mandar al espacio pequeños artefactos. De hecho, la compañía neozelandesa Rocket Lab lanzó el mes pasado su primer “pequeño cohete”, llamado “Electron”, para llevar a la órbita terrestre 4 satélites.

Con lo que hemos visto, ¿será que la carrera espacial podrá ser dominada por Japón en los próximos años?