Calexit: ¿Es posible la independencia de California?

Calexit

Calexit es un término curioso y, hasta hace meses, poco conocido. Alude a algo que en otro contexto pudiera considerarse absurdo y hasta impensable, pero hechos recientes han hecho que los californianos pongan el pedal a fondo a su proyecto separatista, pues precisamente de eso se trata.

California, estado referente mundial de la industria digital y del entretenimiento, tiene un muy buen rato planeando independizarse de los Estados Unidos.

Es muy probable que esta iniciativa se mantuviera relativamente anónima porque, al menos a los ojos del exterior, California goza de una posición cómoda dentro de la Unión. Es uno de los estados más poblados, diversos y con mayor aporte al Producto Interno Bruto de la superpotencia. No obstante, California podría a su vez considerarse la oveja negra de la familia norteamericana. De acuerdo con los mismos ciudadanos del estado, California tiene unos valores y visión del mundo muy diferentes a los del resto de la nación.

Aunque el componente moral es un motivo de peso para la iniciativa, lo cierto es que el Calexit tiene un trasfondo mucho mayor del que aparenta. En paralelo con la cuestión de la identidad, hay factores económicos y sociales importantes. California tiene los impuestos federales más altos entre los 50 estados de la Unión. Asimismo, los propios californianos manifiestan recibir muy pocos beneficios de su aporte tributario, cuyos resultados se ven reflejados mayormente en otros estados.

En otras palabras, parece ser que California ha estado manteniendo a los Estados Unidos en desmedro de sí misma.

En consecuencia de lo anterior, los ciudadanos de California manifiestan que los impuestos que pagan abonan a un gasto militar. Dicho gasto no solamente es el mayor del planeta, sino que enfila sus esfuerzos bélicos a causas con las que no necesariamente están de acuerdo. Y esto tiene como contraste que la infraestructura del estado en materia de salud, educación y obras públicas está en estado deplorable. En cuanto a educación, esto resulta paradójico, pues algunas de las mejores universidades del mundo están en California.

Para resumir, se ha llegado a la conclusión de que continuar dentro de los Estados Unidos resulta, además de inconveniente, contradictorio e innecesario. Citando al sitio oficial de la iniciativa YesCalifornia “California, al ser la sexta economía del globo, tiene mayor poder económico que Francia y una población más grande que Polonia. Punto por punto, California compite y se compara con otros países, no solamente con los otros 49 estados”.

Esta categórica frase es suficiente para darnos cuenta de su importancia.

Aunque para la opinión pública mundial pudiera resultar algo novedoso, ya es algo que tiene algún tiempo en la palestra. Sin embargo, esta situación ha tomado protagonismo con la elección de Donald Trump como presidente, puesto que su gobierno simboliza muchas cosas a las que los californianos se oponen. Debido a esto, se incrementaron exponencialmente los movimientos por hacer posible la separación.

Calexit

Para llevar a cabo el esfuerzo independentista, es necesario juntar 600,000 firmas que permitan convocar a un referendo sobre una enmienda a la constitución del estado. Este se llevaría a cabo en el año 2019. Si la propuesta es aprobada en el referendo, ésta deberá pasar al Congreso, donde deberá ser aprobada por los representantes de al menos 38 estados.

Actualmente, el movimiento posee dos vertientes cuyas propuestas y argumentos suelen coincidir, pero difieren en cuanto a los métodos para hacer posible el objetivo. Por un lado, está el movimiento YesCalifornia, que es muy activo en redes sociales y realiza todo tipo de actividades de difusión. Esta organización es la que aboga por la recolección de firmas y la realización del referendo.

Del otro lado, está el Partido Nacional de California (CNP), que funciona como partido político.

Este abandera la posición de que es suficiente la intervención del congreso para hacer posible la independencia de California, a lo que citan como ejemplo la independencia de Filipinas. Esta organización ha sido frecuentemente cuestionada debido a presuntos vínculos políticos con Rusia.

Entretanto, la separación de los Estados Unidos es una idea compartida por otros dos estados del norte del país, como son Oregon y Washington, aunque sin una posición clara al respecto. De este modo y si estos estados se suman al esfuerzo californiano, podría constituirse un nuevo país que dejaría a los Estados Unidos sin el acceso más directo que tienen al Océano Pacífico. En el contexto de la alianza entre Oregon, Washington y California, se baraja inclusive la posibilidad de una anexión a Canadá. Esto tiene su fundamento en una alta compatibilidad de puntos de vista y valores comunes.

Fuentes:

Yescalifornia.org

Telam: Toma fuerza el Calexit, el movimiento que busca independizar a California.

La Opinión: ‘Calexit’: Cada vez más californianos apoyan la independencia de California.

Business Insider: Californians are calling for a ‘Calexit’ from the US.