Nixapa es magia y tradición en artesanías

Nixapa es magia y tradición en artesanías

Nixapa es un nombre notable en el rubro de las artesanías y productos nostálgicos en el país. Esta marca fue fundada por la familia Monterrosa. Esta es una cadena de tiendas que goza de una gran reputación y aceptación entre el público que gusta de las creaciones autóctonas.

El negocio inició alrededor de 1967, cuando doña Rosita Vda. de Monterrosa elaboraba carteras de pita para llevarlas a vender al Mercado Ex Cuartel. La cartera de pita es un artículo que surge del club de amas de casa de Nejapa como fuente de ingresos. Para su elaboración, doña Rosita contaba con varias personas que se encargaban de diversas tareas tales como la elaboración de la propia cartera como para el forro de la misma y la remoción del pelo de las piezas de pita.

Nos comentan que al tiempo estar en el Mercado Ex Cuartel, llegó la oportunidad de popularizarse en el extranjero. Gracias a la asistencia del Instituto Salvadoreño de Fomento Industrial (INSAFI) pudieron exportar algunos de sus productos hacia Alemania. Sin embargo y muy a pesar de esta gran oportunidad, Nixapa y todo el sector artesano enfrentarían posteriormente algunas vicisitudes.

A los pocos años se presentaron las primeras oportunidades y retos.

Durante los años 70s, se fundó el Mercado Nacional de Artesanías, en el cual doña Rosita y su familia tuvieron un puesto garantizado junto con otros comerciantes de artesanías seleccionados. Pero pese a la nueva plaza, el contexto social y político de entonces resultó un gran obstáculo para los comerciantes, por lo que durante los años siguientes recibieron la ayuda de la Fuerza Aérea para trasladarse a Panamá a buscar oportunidades de comercio.

La etapa de Panamá representó un antes y un después para el negocio, ya que debido al traslado no pudieron llevar mucha cantidad de producto, de modo que surgió la necesidad de ampliar la variedad de la mercancía disponible. En un principio, se llevaban pocas cosas a Panamá y con el tiempo empezaron a proveerse de algunas más con los otros comerciantes del Mercado Nacional de Artesanías.

Y así, empezó a construirse toda una reputación.

Durante el conflicto armado, se mantuvieron vendiendo en toda Centroamérica del mismo modo que en Panamá. De esta etapa, surge la idea de poner una tienda aparte del puesto que se tenía en el mercado del gobierno.

Ante la perspectiva de poner locales de venta, apareció la necesidad de elegir un nombre para el negocio que fuera representativo. “Hace 30 años el nombre de Nixapa ni se mencionaba”, comenta la dueña de la marca. Este nombre es elegido en razón de su antigüedad y tradición, pues se trata del nombre antiguo de Nejapa, pueblo del que son originarios.

Nixapa quiere decir en Nahuátl “río de cenizas”.

El nombre fue elegido por el esposo de doña Rosita, que era todo un conocedor de las tradiciones del pueblo.

Nixapa es magia y tradición en artesanías

En una trayectoria de alrededor de 50 años, Nixapa ya cuenta con 3 tiendas. El surgimiento y posicionamiento de la marca no fue asunto sencillo, doña Rosita nos relata que se aprovechaba lo más posible el apoyo de INSAFI y otras instituciones. Por eso, participaron en varias ediciones de la Feria Internacional, CONSUMA, Agro Expo y otros eventos habituales del ahora conocido como CIFCO.

De igual forma, Nixapa siempre ha tenido presencia en ferias y fiestas patronales a lo largo y ancho del país. Gracias a la etapa de visitas recurrentes a Panamá, participaban año con año en distintas ferias en varias ciudades del país canalero.

La reputación construida fuera de nuestras fronteras patrias rendiría sus frutos tras el fin del conflicto armado. Con ello, se dio más énfasis al puesto en el Mercado Nacional de Artesanías; ya que con la venida de la paz, nuestro país empezó a recibir mucha afluencia de turistas.

La firma de la paz cambió el negocio por completo.

Ya con una situación estable en el país, dar el siguiente paso representó un desafío importante. Las ventas y la reputación de la tienda estaban creciendo, por lo que ya era necesario poner un local propio. La búsqueda de este último fue un proceso verdaderamente difícil, pues nos comentan que adonde iban les negaban una plaza.

En esa eterna búsqueda estaban cuando decidieron probar suerte en el Centro Comercial Galerías. En principio pensaron que sería una puerta más que se cerraba, puesto que la respuesta tardaba en llegar. Al cabo de 6 meses finalmente recibieron la buena noticia. Les dijeron de Galerías Escalón, donde justamente faltaba una tienda de artesanías entre los comercios que alojaba en aquel momento.

La apertura de la tienda en Galerías representó el verdadero despegue del negocio.

A raíz de la apertura en una de las plazas más exclusivas de San Salvador, recibieron la atención de diversos medios. Tal cobertura hizo posible que dicho local se conociera y tuviera una afluencia de clientes relativamente buena para la ubicación asignada.

Nixapa es magia y tradición en artesanías

Nixapa tuvo además algunas ventajas sobre el resto de comercios del rubro que supieron aprovechar, puesto que eran la única tienda de esa zona y además, con el tiempo fue colocada una oficina de la Dirección General de Migración y Extranjería en los locales cercanos a la tienda. Ello supuso un hecho que aumentó significativamente la clientela de un modo interesante. “Nos empezaron a llegar clientes especiales; esos clientes especiales venían a arreglar papeles a Migración y no les gustaba ir a mercados”, comentan con satisfacción doña Rosita.

2 años después del éxito en la Colonia Escalón, doña Rosita inicia un proceso de expansión ambicioso, pues su siguiente objetivo sería abrir sucursales en Multiplaza y La Gran Vía. Colocarse en ambas plazas fue difícil inicialmente, pero se pudo lograr. De esta etapa se afianza la identidad de la tienda, ya que se estandarizan logos, colores y mobiliario.

Nixapa es magia y tradición en artesanías

Nos comenta además que hubo una cierta resistencia a recibirlos en ambos centros comerciales, pues en cada oportunidad se les daban muchas largas con los respectivos trámites. Inclusive amigos de la familia los cuestionaban sobre sus posibilidades en estos centros comerciales, su respuesta fue simple y directa:

“Con agallas”.

Dicho y hecho, lograron instalarse en Multiplaza y con ello lograr un mayor reconocimiento del público. A modo de anécdota, nos cuentan que en esta locación existían en un principio 3 tiendas de artesanías, de las que actualmente sólo Nixapa continúa vigente.

En La Gran Vía, se encuentra la última de las tiendas de esta cadena y quizá la de más difícil instalación. Aparte de los duros requerimientos para colocarse en un local, lo exclusivo del centro comercial representó un reto importante, pues inclusive se planteaba la posibilidad de un cambio de nombre para esa tienda en específico, pero para su buena fortuna la marca ya era bastante reconocida y se pudo quedar así.

Nixapa cuenta con una variedad de productos tan grandes que ellos mismos no pueden destacar alguno sobre los demás, ya que lo que hace a esta marca tan sui generis (único) es el gran catálogo del que disponen como la calidad de los artículos. “Nosotros hemos evaluado que un cliente nos visita por impulso o porque necesita un regalo que tiene que llevar y tiene que tener un precio no muy alto. Entre más opciones tenga el cliente, el cliente se va satisfecho” aseguran.

Centroamérica y Estados Unidos son sus siguientes objetivos.

Entre los planes futuros de esta tienda, destaca que desean entrar de lleno al comercio digital. Dado que el posicionamiento actual que tiene la marca en el mercado local es envidiable, buscan una expansión internacional que se facilitaría enormemente por este medio, que además permitirá un contacto más directo con su público objetivo.

A ello agregan que aspiran a poder abrir una tienda en el Aeropuerto Internacional Mons. Oscar Arnulfo Romero y posteriormente, pasar al mercado externo, con especial énfasis en Costa Rica y los Estados Unidos.

Al ser preguntados sobre algo que hace único a Nixapa, ellos destacan lo siguiente:

El factor humano es parte de lo que les permite hacer diferencia en este ámbito.

En paralelo a la calidad de la mercancía, el personal de los locales da lo mejor de sí para que el cliente tenga la atención que se merece. “La atención en cada tienda; todos nuestros empleados se esmeran en eso, eso creo que nos hace únicos a nivel de centros comerciales”, afirman con satisfacción.

Nixapa es magia y tradición en artesanías

Un diferenciador importante lo podemos encontrar en los locales de venta, que tienen una temática que reafirma la identidad del salvadoreño, tanto en la decoración como en la música ambiental. Del mismo modo, un producto que sobresale mucho por este hecho es la gran variedad de camisetas, tazas y artesanías en madera. Se distinguen por tener muchas referencias a la cultura popular del Pulgarcito de América y reflejan en gran medida la idiosincrasia de sus habitantes.

“Esa es la magia de Nixapa.”

A los jóvenes emprendedores, les aconsejan que no se desanimen y que se arriesguen. Al mismo tiempo, destacan que, pese a sus orígenes humildes, se aventuraron en el negocio en un contexto muy difícil para este rubro y que un trabajo bien hecho y la pasión por el mismo pueden lograr grandes cosas, “Comenzamos vendiendo carteras de pita en el Mercado Cuartel, y eso me encanta decírselo a mucha gente”, concluyen los representantes de la marca.

Nixapa siempre tiene algo de gran calidad para ofrecer al público salvadoreño de todas las edades y gustos, que puedes encontrar en cualquiera de sus 3 sucursales. Te invitamos a visitar sus perfiles en Facebook y Twitter, así como también su sitio web.