Conoce la piel “electrónica” reciclable y autorreparable.

Conoce la piel “electrónica” reciclable y autorreparable.

La tecnología a favor de la humanidad también está presente entre tanto avance de inteligencias artificiales y es así como se ha creado la e-skin, una piel electrónica la cual está hecha de un material fino y translúcido, la cual puede imitar la función y las propiedades mecánicas de la piel humana. Aunque parezca irreal, esta piel se asemejaría a la dermis robótica que poseen algunos personajes de la saga Terminator; una piel que se “cura” sola apenas unos segundos después de haber recibido disparos, golpes o que su dueño haya sido atropellado.

Los investigadores de la Universidad de Colorado Boulder, ha creado un nuevo diseño de e-skin que, si bien no tiene las mismas cualidades que en la mencionada película, sí se auto repara.

Se reparan incluso los sensores cuando resulta dañada.

Y lo mejor es que para su fabricación solo son precisos tres compuestos comercialmente disponibles. Jianliang Xiao el cual es quien lidera esta nueva investigación y creación. Ha desarrollado un nuevo tipo de piel electrónica configurable, autorreparable y totalmente reciclable que tiene aplicaciones que van desde la robótica y el desarrollo protésico hasta mejores dispositivos biomédicos.
La e-skin tiene sensores integrados para medir la presión, la temperatura, la humedad y el flujo de aire. También incluye un nuevo tipo de polímero, conocido como polimina, que se ha mezclado con nanopartículas de plata para proporcionar lo siguiente:

Una mejor resistencia mecánica, estabilidad química y conductividad eléctrica.

“Lo que es único aquí es que la unión química de Polimina que utilizamos permite que la piel se repare y sea, al mismo tiempo, totalmente reciclable a temperatura ambiente, teniendo en cuenta los millones de toneladas de residuos electrónicos que se generan en todo el mundo cada año. La capacidad de reciclaje de esta e-skin tiene un importante aspecto económico y ambiental. Por otro lado, también tiene implicaciones en robótica. Digamos que alguien quisiera que un robot cuidara a un bebé. En este caso, se podría integrar la piel a los dedos del robot para que sea capaz de sentir la presión del bebé. La idea es tratar de imitar la piel biológica” afirmo Jianliang en su investigación publicada en Science Advances.

¿será este un nuevo futuro para la medicina y la resistencia del ser humano?