El Arte del Estatuismo con Marcela Chicas

Estatua de Sirena

Mediante sus personajes de Estatuismo, Marcela Chicas quiere transmitirle al público que la magia y la fantasía aún existe.

Cuando las personas escuchan el término Estatuismo o Estatua Viviente, piensan que se trata de la simple acción de quedarse quieto. Y es mucho más que esto. “No es tan fácil, es un proceso” asegura nuestra invitada Marcela Chicas, actriz salvadoreña quién ha trabajado como una Estatua Viviente desde hace más que un año.

¿Pero qué significa exactamente la palabra Estatuismo?

Además de ser “el arte de permanecer inmóvil”, Marcela Chicas lo explica: “Es una técnica en la que aprendes no sólo a controlar tu cuerpo sino también tu mente. La idea es que te mantengas quieto por un período largo de tiempo simulando ser una estatua.” Básicamente, este arte busca representar un personaje o una escultura ya determinada, y el actor en este caso exterioriza la esencia mental y física del personaje.

Depende del tipo de Estatuismo que se busca realizar. “Hay 2 corrientes de Estatuismo” explica la joven Estatua Viviente, “Está el Estatuismo puro, que es más reglamentado. El Estatuismo puro busca imitar estatuas que ya existen, por ejemplo El David de Miguel Ángel o La Venus de Milo.”

“La idea es que te parezcas a una de estas obras que ya existen.”

Realmente, la temática elegida va de acuerdo al gusto del que la práctica. Lo importante es que se logre un parecido visual en este tipo particular de Estatuismo. “No tiene interacción,” aclara Marcela, “Aunque la gente me esté dando dinero, aunque la gente quiera tomarse fotos conmigo, yo no me voy a mover. Yo no voy a salirme de mi personaje de estatua.”

Por otra parte, existe la otra corriente del Estatuismo: “Mezcla el performance,” describe la joven, “en donde ya tienes cierta interacción con el público y no necesariamente tiene que ser una obra de arte. No necesariamente tiene que ser una estatua la que estés copiando. Puede ser un personaje.”

Por ejemplo, Marcela Chicas dice que este tipo de Estatuas Vivientes representan a personajes o figuras públicas conocidas como Johnny Depp o Marilyn Monroe.

Incluso hay artistas de este rubro que usan ropa común y corriente.

La Estatua Viviente nos explica que en este arte se utiliza una técnica llamada “Punto Fijo” que se utiliza normalmente en ejercicios de teatro. “Cuesta aprender a concentrar tu atención en un punto en el espacio” comenta, y explica que le tomó años intentando dominarlo hasta que lo logró. “El Estatuismo no es lo que te pongas,” afirma, “El Estatuismo es la técnica de no moverse; entonces ellos lo hacen como performance. Van caminando por la calle, de repente se quedan quietos y no se mueven. Es parte del show.”

“En este tipo de Estatuismo,” puntualiza Marcela, “puedes hacer un pequeño performance como forma de agradecimiento al público porque te está dando su colaboración. Por ejemplo, si yo estoy vestida de soldado y me dan una moneda, comienzo a marchar. Puedes darle la mano a la gente.”

“Si un niño se te acerca, te puedes agachar y abrazar al niño para una foto.”

Marcela Chicas practica justamente esta corriente de Estatuismo. Es una Estatua Viviente que interactúa con el público. Usualmente, las estatuas son monocromáticas, pero ella usa colores. “Me gusta definir mi estilo como Estatuismo de fantasía,” comenta, “porque me gusta crear personajes de fantasía. Todos mis personajes son de fantasía. Tengo una muñeca, un ángel, una catrina, una sirena y tengo una novia.”

Estatua de novia.
Estatua de novia.

Seguramente, te preguntarás cómo fue que esta joven entró en el mundo de este tipo de arte. Cuenta que todo comenzó con un concurso de Estatuas Vivientes en la playa El Tunco, organizado por su grupo de teatro Fabrik de Sueños. “Fue la primera vez que yo hice Estatuismo,” narra, “Hice una sirena.” Ella nos comenta que fue un gran reto, ya que tuvo que maquillarse sin luz.

Para su sorpresa, ganó el segundo lugar.

Un tiempo después, unos amigos le dijeron que fuera a hacer Estatuismo al Centro de San Salvador. Al principio, Marcela se quedó impactada ante la idea, debido a la situación de inseguridad social. Sin embargo, descubrió que era una experiencia enriquecedora y que querría seguir haciendo. Actualmente, hace realiza Estatuismo en la Plaza Barrios de 4 de la tarde hasta las 6, tres días a la semana.

Otra versión de la estatua de novia.
Otra versión de la estatua de novia.

Además, con su traje de Novia, trabaja en los Necro Tours realizados por la Alcaldía de San Salvador, que trata de un tour por el cementerio de los Ilustres. “La idea de este tour es que las personas conozcan un poco de la historia arquitectónica del cementerio y de la historia de El Salvador “comenta. Representa una Novia ya que es parte de la historia clásico del cementerio. Se dice que hay una novia enterrada y que se aparece.  Es el “fantasma más famoso del Cementerio” asegura Marcela.

Con la novia, le da “un toque más fantasioso” al concepto del Tour.

Marcela comenta que sucede algo bien curioso. Ella se ha dedicado por casi 8 años a hacer teatro  pero ahora en día, ha ganado reconocimiento específicamente debido a su trabajo como Estatua Viviente.  “La gente me llama, “comenta con orgullo, “las empresas me llaman; otros artistas me reconocen.”

La joven Estatua Viviente explica que parte de su reconocimiento se debe a un Hashtag que inventó llamado:

“lO QUE CALLAMOS LAS ESTATUAS” #loquecallamoslasestatuas.

Lo creó debido a bastantes cosas curiosas que le comenzaron a suceder mientras trabajaba en Estatuismo. Nos cuenta que una vez un hombre notablemente borracho se le quedó viendo por largo tiempo, al punto que ella comenzó a sentirse incómoda. Marcela narra que en ese momento pensó: “Que no me vaya a tocar o que no quiera pasarse de listo conmigo”.

El hombre la observó y se paró frente a ella. En ese momento, Marcela describe sentir miedo. Sin embargo, se mantuvo quieta, conservando su caracterización como Estatua Viviente pese a cualquier obstáculo. De la nada, el hombre se hincó, se persignó y se fue. “Toda la gente se empieza a atacar del chiste, incluida yo” cuenta riéndose, “No pude evitarlo. Yo realmente no me río y me quedo quieta cuando pasan cosas raras, ¡Pero es que no pude!” explica con una sonrisa.

Esta es una de las muchas anécdotas curiosas e interesantes que Marcela Chicas ha compartido con su hashtag #loquecallamoslasestatuas.

Estatua de Catrina.
Estatua de Catrina.

“Estoy vestida como un personaje de fantasía y llamas la atención y es normal y la gente te toma fotos”. Por eso, la joven siempre tiene muchas cosas que contar, pero no imaginó que a la gente le iba a gustar tanto el hashtag.

“Ahora prácticamente todos mis contactos saben de lo que callan las estatuas.” Asegura, agregando que compañeros y catedráticos de la universidad le han comentado: No me pierdo tus estados de lo que callamos las estatuas. “Me ha servido porque gente que yo no tengo en Facebook ha leído mis estados.” Puntualiza la Estatua Viviente.

Sin duda alguna, Marcela Chicas ha disfrutado mucho indagarse en el arte de ser Estatua Viviente.

Para ella, el arte es un escape y hay muchas razones por las que elige personajes de fantasía en su trabajo.

Además de la estética visual que se involucra en el maquillaje, los trajes y la presencia mágica y fantástica de estos personajes, a ella le importa lo que le transmiten al público.

Estatua de novia

“Yo podría hacer estatuas de la liberación femenina,” explica la joven, “podría hacer sobre denuncia de las injusticias de la sociedad.  Pero eso nunca me ha importado demasiado y no es porque yo sea apática. No es porque no me importe o no me interese.” Ella comenta que sus personajes tienen el propósito de hacer que las personas olviden sus problemas. Representan un escape.

“Se te olvida que nuestro país está pasando una situación de inseguridad terrible.” Afirma, “Yo me visto de sirena. Me pongo en la plaza y entonces una niña pasa y me ve. Y piensa que las sirenas son de verdad y que existen. Le alegré la tarde. Para mí vale más eso que cualquier denuncia social que yo pueda hacer.”

A Marcela Chicas  le gusta que la gente piense que la magia y la fantasía aún existen con sus estatuas.

“Creo que contribuyo más a la sociedad que con cualquier denuncia que pueda hacer.” Explica.

“A pesar de que el país esté terriblemente mal” concluye la joven Estatua Viviente, “y que la economía esté mal y  que haya inseguridad, aun así existe la belleza y aun así hay cosas bonitas y es lo importante: Creer en la magia.”

Te invitamos a creer en la magia junto a Marcela Chicas. Si deseas conocer más de sus Estatuas Vivientes, puedes visitar su página Morphos Eventos, donde esta joven trabaja con su grupo de artistas para que el Centro de San Salvador crezca culturalmente.

Estatua de Catrina.