Corredor biológico: Una nueva forma de conservación de ecosistemas

Corredores biológicos

Es un tema delicado el que se toca cuando se habla de lograr la conservación de ecosistemas. La situación actual en materia medioambiental en el salvador es crítica. Según informes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), en el país estamos deforestando un promedio anual de 4,500 hectáreas de bosques y hemos reducido las Áreas naturales a 1.87% en todo el territorio nacional.

Esta deforestación incontrolable surge como producto de la tala indiscriminada de árboles e incendios forestales para la realización de cultivos agrícolas. Hay deforestación que es provocada por individuos que aplican métodos arcaicos para la crianza de ganado, pero al facilitar el corte de caña de azúcar están influyendo en la extinción de la biodiversidad.

En vista a la problemática anterior, la Fundación Ecológica SalvaNatura está empleando nuevas técnicas para generar impacto y conciencia en la población salvadoreña.

Esto se quiere lograr a través de la creación de:

Corredores Biológicos”.

Por medio de la gestión y manejo los Parques Nacionales El Imposible, Los Volcanes y Área Natural Protegida “Parque del Bicentenario”, se busca la conservación de los recursos naturales para garantizar la generación sostenida de los servicios ambientales que estas áreas brindan a la sociedad salvadoreña.

 Es de suma importancia resaltar que según la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, un corredor biológico es: “Un espacio geográfico delimitado que proporciona conectividad entre paisajes, ecosistemas y hábitat, naturales o modificados, y asegura el mantenimiento de la diversidad biológica y los procesos ecológicos y evolutivos”.

¿Sabías que en el salvador ya se está empleando este tipo de estrategias para proteger nuestros ecosistemas?

Al igual aquí, en otros países como Ecuador, Costa Rica, Brasil, Bután y España, entre otros, se han diseñado e implementado corredores biológicos. Representan una estrategia de conservación y una medida práctica para contrarrestar la pérdida de la biodiversidad.

Los corredores biológicos están integrados por zonas núcleo que la mayoría de las veces son áreas protegidas (parques nacionales, reservas de la biosfera, etc.), y por el corredor propiamente dicho o matriz. En la matriz, que está integrada por diferentes tipos de tenencia de la tierra, se llevan a cabo actividades económicas compatibles con la conectividad. En otras palabras, con la realización de dichas actividades, se mantiene:

La composición, estructura y función de los ecosistemas y del paisaje.

Adicional a ello, cabe resaltar que actualmente se cuenta con la Red de Agricultores Sostenibles (RAS), quienes ven a la agricultura no sólo como un medio para obtener fines económicos. Lo ven como un nuevo medio para proteger y conservar ecosistemas, el cual genera paisajismo, conservación y generación de manantiales de agua y mejoras de clima a través de la aplicación de nuevas técnicas en pro de la conservación y generación de consciencia.

Actualmente, el cambio climático está sucediendo con mucha mayor velocidad en comparación con años pasados.

Por lo tanto, los corredores cobran mayor importancia.

Esto se debe a que el paisaje ha sido substancialmente transformado, creando obstáculos para que las especies cambien su distribución como medida adaptativa al calentamiento global. Por ello, es necesario mantener y restaurar corredores que permitan esta adaptación.

Es necesario como salvadoreños promover prácticas productivas sostenibles. Hay que contribuir en la restauración de ecosistemas naturales y en la conservación de la biodiversidad para lograr una conectividad entre las áreas silvestres protegidas antes mencionadas.

Agradecimiento: Arq. Álvaro Moisés C., Director Ejecutivo de Salva Natura.