La fotografía artística: Donde se plasman las ideas.

Uno de los tipos de fotografía preferida entre los millennials es la fotografía artística, la cual podemos decir que se considera parte del mundo del arte cuando es creada con el fin de transmitir un sentimiento o una sensación.

El propósito de la fotografía artística no se queda en sólo plasmar la realidad. De hecho, en ella no se capturan imágenes sino que se crean y esto depende fundamentalmente de la creatividad del fotógrafo.

Depende de su estilo al plasmar  una imagen.

La fotografía artística: Donde se plasman las ideas.

En este tipo de fotografía, todo lo que rodea y contenga el fotógrafo es la clave final del resultado. Su humor, sus sentimientos, sus deseos y sus pensamientos se hacen protagonistas de la imagen mucho más allá de la representación física que queda plasmada en la foto.

La fotografía artística: Donde se plasman las ideas.

En las fotografías no consideradas como artísticas, la intención de la fotografía es puramente la imagen tal cual de lo que se quiere tomar, sin involucrar la intencionalidad del fotógrafo de transformar el humor o estado de ánimo de la persona que la observe.

Si bien es cierto que existen fotografías que no son genuinamente ideadas por el fotógrafo, sino que surgen delante de él, terminan transmitiendo sensaciones que emocionan a quien las observe.

La fotografía artística: Donde se plasman las ideas.

Este tipo de expresión artística habla más de su autor que de su objeto o sujeto retratado.

El escritor estadounidense John Steinbeck afirmó lo siguiente: “La fotografía podía ser una extensión de la mente y del corazón y que sería tan buena como el hombre que la hiciera”.

A pesar de estas individualidades de la fotografía artística, también intenta combinar la expresión de aspectos personales del fotógrafo con cuestiones universales para poder acercarse a la mayor parte del público y es por ello que este estilo de material visual preferías por el público.