Educación: Felix y Susana se toman las escuelas de El Salvador

Según organismos internacionales como el BID o el Foro Económico Mundial, la inteligencia emocional será una de las habilidades más importantes para desarrollarse profesionalmente en el futuro cercano. Se trata de la habilidad de gestionar las emociones asertivamente, eL concepto fue popularizado por el psicólogo estadounidense Daniel Goleman y está vinculado a la capacidad para escoger las mejores opciones en la búsqueda de una solución.

Es por eso que, cada vez más empresas en su labor de Responsabilidad Social, apuestan por el desarrollo socio-emocional de los jóvenes, Fundación Sura es una de ellas.

En El Salvador, esta institución trabaja de la mano con FEPADE y el Ministerio de Educación para promover el programa “Felix y Susana”, un esfuerzo por capacitar a docentes y padres de familia en temas como, sana convivencia, resolución de conflictos, valores, asertividad, entre otras habilidades para la vida.

El programa se viene ejecutando desde 2015 y ha beneficiado a 30 centros escolares en cinco departamentos de todo el país en los que se capacitan a 319 docentes y 9,065 estudiantes.

De acuerdo a Diana Fernández, Directora de Gestión Social de Fundación Sura, este programa es una especie de apalancamiento y fortalecimiento para las escuelas públicas en materia de inteligencia emocional, al respecto comentó:

“Sabemos que hablar de calidad de educación, pasa por acompañar a nuestros directores a los educadores en ese proceso de aprendizaje de los niños y las niñas. Trabajamos en la básica primaria y secundaria donde trabajamos con iniciativas que fortalecen las habilidades socio-emocionales”.

Para Fernández, invertir en las materias tradicionales como, matemáticas, inglés o lecto-escritura, no es suficiente, las habilidades para la vida y la sana convivencia deben priorizarse como eje transversal para lograr el pleno desarrollo del individuo en su etapa adulta:

“Un niño que es empático, que resuelve conflictos, que se comunica asertivamente, es un niño que profesionalmente, cuando salga al mundo laboral, cuando salga a participar en sociedad será una persona con mayores herramientas como ciudadano”.

Según Marielos Orellana, Coordinadora del programa en El Salvador, FEPADE es la institución  encargada de la implementación del programa en el país, al respecto indicó:

“FEPADE tiene toda una experiencia en el tema educativo, damos asistencia técnica. Lo más importante de este programa es el acompañamiento que se le da al docente y FEPADE garantiza que las transformaciones que esperamos de los docentes se logren”.

Durante el desarrollo del programa, los docentes destacados viajan a capacitarse y compartir sus experiencias a países como Colombia y República Dominicana.

A través de la formación y los recursos, “Felix y Susana” brinda herramientas adicionales en el aula, asegurando así el desarrollo integral de niños, niñas, docentes y padres de familia.