Montañismo y escalada: triunfos en las sombras

Escalda
Escalda

El montañismo es la disciplina que consiste en realizar excursiones por las montañas. Es también el conjunto de técnicas, conocimientos y habilidades que nos permiten realizar este objetivo. Es un deporte, pero quienes lo realizan están convencidos de que es mucho más que eso.

Dicha disciplina se encuentra dividida en doce especialidades: senderismo, media montaña, alta montaña, alpinismo, expediciones, media maratón de montaña, maratón de montaña, escalada deportiva, escalada clásica en roca, en hielo, esquí de travesía y barranquismo.

thumbnail_escalada 1Hablemos un poco sobre la historia de este deporte en el país. Los primeros pasos del montañismo salvadoreño fueron entre los cerros y volcanes de Sonsonate, a principios de la década de los setenta. En el año 1976, nació la Federación Salvadoreña de Montañismo y en 1980 se agregó la Escalada. La federación está dividida en dos ramas: el montañismo en sí, que consiste en subir volcanes, cerros y montañas, y la escalada, que es muy competitiva y se hace en paredes artificiales o naturales. Los montañistas salvadoreños tienen una preparación física intensa, enfocada en la resistencia pulmonar y muscular.

La resistencia se comprueba con caminatas extenuantes que se realizan en el país o fuera de él. Los mejores deportistas en esta rama tienen la oportunidad de demostrar sus destrezas en la variedad de volcanes, ya sean estos nacionales, volcanes como los nevados de México o las montañas de Perú. El sueño de muchos ambiciosos escaladores de montaña es escalar a la  cima más alta de América, el Aconcagua, de Argentina, que está a 6,959 metros sobre el nivel del mar. En el año 2009, dicha cima fue conquistada por la salvadoreña Roxana Mendoza, lo cual es todo un orgullo nacional.

A pesar tener de 36 años de existencia la Federación está casi olvidada, el apoyo que recibe del INDES (Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador) es muy poco en comparación con el apoyo que reciben otras disciplinas. Es una de las federaciones más pequeñas en cuanto a presupuesto, con apenas $8,000 anuales. Debido a esto, la federación pasa a veces por serios apuros a la hora de realizar una actividad. Por ejemplo, hay escasos viáticos, por lo que a los atletas en ocasiones les toca cubrir los gastos para acudir a competencias oficiales del Istmo Centroamericano.

Escalando

Tratándose de un deporte con requerimientos tan peculiares cuando se trata del terreno de práctica, la federación no cuenta con vehículo propio a la hora de transportar a los atletas a los lugares para realizar los entrenamientos. Además, se necesita equipo profesional para escalada de alta montaña para prácticas, como tiendas de campaña, zapatillas, cuerdas, arneses y de más equipo especializado, entre otras cosas. Es inconcebible pensar que con un presupuesto como el mencionado pueda alcanzar a cubrir un buen equipo de entrenamiento para los atletas.

No sólo esto. También es increíble que en la última competencia del Istmo Centroamericano, realizada en Guatemala, todos los podios fueron ocupados por salvadoreños: Ronal Guerra, Baltazar Ramírez y Carlos Morenos; todos, atletas de la federación salvadoreña de Escalada y nadie les dio el reconocimiento merecido.

maxresdefault

Aquí bien observamos que hay un fuerte compromiso y un gran sentido de disciplina, además de mucho amor por este deporte, de parte de quienes lo practican. Sin embargo, lo que no hay es una visión como país de parte de las personas al mando del deporte nacional. El apoyo se va a la misma federación que siempre obtiene los mismos malos resultados; dónde el país queda como ejemplo de qué no debe hacerse en el deporte. Hay que detener esta pobreza de visión. Hay que enaltecer a esta federación de escalada que, al igual que otras, aún con poco presupuesto ha logrado llevar en alto el nombre del país. Un deporte no puede mejorar la cultura del país si no existe disciplina y si no se inculcan los valores adecuados y necesarios. En el montañismo, se inculcan valores positivos, como el respeto hacia los demás, la competencia sana de actitudes y la perseverancia junto al desarrollo de destrezas, además que este deporte le ofrece al atleta una oportunidad de expresión emocionante.

Si te interesa el montañismo por los beneficios que ofrece como disciplina física, las prácticas son realizadas al costado sur del estadio Adolfo Pineda en San Salvador en horarios flexibles. Si quieres más información, te invitamos a visitar la página de facebook aquí o puedes llamar a los teléfonos 2224-1627.