Basta ya del consumo de huevos de tortugas

En El Salvador, la comercialización y el consumo ilegal de huevos de tortugas sigue creciendo. Esto ocurre a pesar del hecho que este alimento es dañino para la salud, no sólo por los altos niveles de grasa que contiene cada huevo; sino también por la cantidad de metales pesados que se encuentran en ellos.

Mauricio Velásquez, biólogo de FUNZEL, nos explicó  en una entrevista concedida a El Target que los huevos de tortugas tienen elevados niveles de grasa, colesterol y aumenta los triglicéridos. En un huevo de tortuga, hay 20 veces más colesterol que en el de una gallina.

Además, están contaminados por una gran cantidad de metales pesados tóxicos para los humanos.

 Las últimas investigaciones respecto al tema fueron realizadas por el Instituto Smithsoniano, localizado en Washington, D.C  con sede en Panamá de Latino America y en la Universidad McGill, localizada en Montreal, provincia de Quebec, Canadá. Según dichos estudios, las tortugas viven en aguas cada vez más contaminadas. Las medusas, algas, camarones y otros animales de los que se alimentan contienen cada vez más metales peligrosos que se concentran en la carne y en los huevos de tortugas.

En una investigación realizada en varias comunidades a lo largo de la costa del pacífico de Panamá, se colectaron huevos de dos especies de tortugas marinas: Tortuga verde (Chelonia mydas) y la tortuga golfina (Lepidochelys olivacea). Esto fue el objetivo de medir las concentraciones de ocho metales pesados y determinar el número mínimo de huevos de tortugas marinas que podrían ser consumidos a la  semana.

Un ejemplo de recolección de huevos de tortugas.
Tortugueros(Personas que hurtan los huevos de tortugas) en plena acción.

El estudio advierte que los niños de 3 a 5 años no pueden comer más de 20 huevos por semana sin un aumento significativo del riesgo de efectos adversos para la salud. Sobre la base de las tasas de consumo promedio reportadas, el cadmio representa el mayor riesgo para la salud implicando problemas que incluyen: Osteoporosis, daño renal y fallo renal.

cadmio

Los investigadores encontraron en promedio 0.09 microgramos por gramo de cadmio en huevos de tortugas verdes y 0.07 microgramos por gramo de huevos de tortuga Golfina.

El cadmio entra en la cuenca del Océano Pacífico indirectamente a través de la contaminación del aire de las industrias metalúrgicas y la quema de combustibles fósiles. También entra directamente con los residuos de la minería y la fundición, los fertilizantes, las pinturas, los envases de plástico y las baterías.

Velásquez explica que el consumo de estos alimentos es ilegal en El salvador  desde el año 2009. Desde entonces, entró en vigor la Veda Total y Permanente a la comercialización, extracción y consumo de huevos de tortuga marina y otros derivados de esta especie como aceite, grasa, carne, huesos y caparazones. Según el Código Penal, actualmente eso es sancionado con una cadena en prisión  de tres a cinco años.Canadá, Estados Unidos, México y Perú producen la mayor parte del cadmio en la región. Las tortugas marinas que anidan en El Salvador pueden alimentarse a lo largo de una gran área que lo contiene en el Pacífico Oriental.

Asimismo, Velásquez hace referencia  al mito sobre el aumento del lívido y virilidad en un hombre por el consumo de huevos de tortuga. Pone énfasis en que la ciencia ha comprobado lo siguiente. Lejos de ayudar a subir la potencia sexual, el consumo de estos huevos la deteriora por completo porque está comprobado que contribuye al desarrollo de cáncer de próstata y testículos.

Cabe resaltar que la caza furtiva indiscriminada de huevos de tortuga marina tiene efectos devastadores sobre estas especies en peligro de extinción altamente crítico. Esto es a tal grado que la población de anidaciones ha bajado más del 80% para este año 2017. Por ello, las asociaciones están preocupadas sobre esta problemática grave para nuestro ecosistema. Haz algo simple: No consumas los huevos de tortuga. Eso ya es una gran ayuda.