Se viene la colección de primavera verano en Europa, y en El Salvador ya se comienzan a ver los estilos de este continente en materia de calzado. Pero hay unos zapatos que nunca van a pasar de moda: Los Slingback de Chanel.

Aunque la mayoría de los mortales no podamos comprar los zapatos originales de esta marca, ya que rondan los $500, en la actualidad existen muchas opciones económicas para usarlos y verse sofisticada.

Los zapatos destalonados serán siempre tendencia por ser cómodos y elegantes.

Los slingback pueden ser utilizados con unos simples jeans o con un vestido de noche. En especial cuando estos van en punta, y poseen una textura de cuero mate. Y es que estos zapatos de tacón moderado, además de ser muy confortables, son un clásico en la historia de la moda.

Los originales fueron bicolor (beige y negro) diseñados por la genio de la moda Gabrielle Chanel. Hoy día los podemos encontrar en diversos colores y variantes, pero siempre mantienen la sobriedad y sofisticación de los originales.

Es un calzado que puede utilizarse a todas horas como decía su creadora: “Sales por la mañana con un beige y negro, almuerzas con el beige y negro, y vas de coctel con el beige y negro. ¡Estás vestida de la mañana a la noche!”.

De acuerdo a Cocó, el estilo slingback (beige y negro) estiliza el pie.

Hace que este se vea más pequeño. La tira posterior y el tacón tampoco son casualidad. Al ser destalonados y de tacón grueso, éstos ventilan el pie haciéndolos más confortables y holgados.

Definitivamente el estilo Slingback de Chanel parece ser atemporal, al menos en el siglo XXI. Ya veremos si después, con las tendencias de siglos venideros, enfocadas en el espacio y en una vida digital, estos zapatos se rediseñan para expeler fuego y gases, que nos haga, esta vez sí: flotar en el aire.