Crecimiento de la importación de televisores en Centroamérica

Televisores

El televisor es un elemento infaltable en el mobiliario de una casa de clase media de la era digital. Si bien desde que los televisores fueron introducidos en la región hasta los años 80s fue un artículo de lujo, desde finales del Siglo XX, son prácticamente omnipresente. Además es el artículo base para el consumo de algunos bienes complementarios (Productos que requieren del consumo de otro artículo para poder aprovecharse), tales como reproductores de video y consolas de videojuegos.

Su alcance es tal que desde 1992 se incluye en la canasta básica de bienes usada en la República de El Salvador para el el cálculo del IPC.

(IPC=Índice de Precios al Consumidor, este es un indicador que pondera la inflación en base a una cesta de bienes).

De acuerdo a datos recientes, parece ser que el televisor sigue siendo uno de los bienes de consumo más importantes, pues en los últimos dos años, Centroamérica ha comprado más televisores al extranjero.

En el año 2016, las importaciones de este tipo de bienes han aumentado un 14% respecto del año anterior. Esto es destacable puesto que un año antes, éstas habían caído un 23%. De acuerdo a los datos actuales:

Las importaciones totales hacienden a US$262.1 millones a septiembre del año 2016.

Guatemala es el principal importador de este electrodoméstico (US$68.4 millones). Le sigue Costa Rica (US$56.8 millones) y el tercer lugar de la región es Honduras con US$45.7 millones. El resto del total se reparte entre Panamá, El Salvador y Nicaragua.

Elaboración propia con base en datos de CentralAmericaData.com
Elaboración propia con base en datos de CentralAmericaData.com

Respecto del origen de los aparatos, el principal proveedor de la región es México con el 52% del total. En segundo término, el 25% de los televisores de la región son provenientes de China. El 13% son importados de los Estados Unidos y el 10% restante corresponde al resto de países del mundo.

Aunque existe una marcada preferencia por los contenidos digitales por parte de los Millennials, este aumento en el consumo de aparatos de televisión posiblemente obedezca a que la región se encuentra en la fase de apagón analógico.

Esto quiere decir que se encuentra en el mediano plazo será descontinuada la televisión analógica en Centroamérica.

Por ello, aumenta la demanda por equipos acordes a las nuevas tecnologías que serán introducidas en este contexto. Del mismo modo, los nuevos modelos de Smart TV cuentan con puertos HDMI, USB y otros tipos de soporte adicional para su uso con Internet y redes sociales.

El hecho que Centroamérica esté comprando más televisores es un claro indicador de que este es un medio que todavía tiene un muy importante alcance entre los distintos tipos de público. Asimismo el apagón analógico representa una oportunidad importante para las televisoras de la región en cuanto a la introducción de contenidos más atractivos. Por otro lado, los recientes desarrollos tecnológicos amplían el catálogo de bienes complementarios del televisor, por lo que su oferta de valor agregado es todavía más grande.

Fuentes:

Central America Data: Crece 14% importación de televisores en Centroamérica.

Radiohrn: Crece 14% de importación de televisores.