Jorge Arguett, pionero en el Diseño de Modas en El Salvador, profundiza en el significado de la moda a nivel cultural y social, y nos habla sobre la importancia de la formación académica en este rubro.

 

¿Te has dado cuenta que muchas veces, los amantes de la moda son capaces de reconocer el diseñador de modas al sólo ver una prenda de ellos? Escuchas cometarios como: “Esto es Carolina Herrera o esto es Christian Dior”. Esto no se da por casualidad. El conocido diseñador de modas, Jorge Arguett, explica que todo buen diseñador logra que el público distinga su sello en cada pieza. Para que la gente pueda determinar con rapidez y eficacia si un vestido es Arguett, él se ha dedicado a desarrollar su propia línea y su forma de visualizar a la mujer en sus diseños a través de los años.

El estilo Arguett se puede describir con la siguiente palabra: Clásico. “Lo clásico siempre está presente, nunca va a faltar “comenta. El equilibrio y la proporción son conceptos que están inmersos en cada una de sus creaciones. Sin embargo, Arguett complementa este balance incorporando un detalle moderno, y de esta manera, sus prendas marcan la diferencia.

Al mezclar lo clásico con lo moderno, una prenda adquiere un estilo ecléctico.

Este concepto hace referencia a que hay una enriquecedora mezcla de influencias variadas(En este caso, lo clásico y lo moderno) presentes en sus diseños y de esta forma se define una perspectiva personalizada. Hay un toque individual en la prenda. Y de eso se trata este mundo, comenta Arguett, de que cada persona logre trasmitir su esencia a través de la moda.

“Si no hay esencia, no hay nada; es como el perfume” asegura el diseñador. La moda debe servirles a las personas para que puedan representarse a ellas mismas. Por eso, deben portar ropa con la cual se identifiquen. “La vestimenta es un complemento a tu personalidad.” comenta, “no es un disfraz”.

Arguett crea cada diseño en base a la necesidad y en base a la figura que va cubrir.

 

El diseño se basa en el contexto. “Lo que yo diseño es en base a la necesidad de cada clienta, que cada clienta sea individual y luzca bien.” Las clientas busquen a Arguett porque él sabe “qué atacar, y qué no atacar”. Sabe que partes del cuerpo femenino deben ser realzadas dependiendo de cada mujer. Más que eso, sabe que proporcionarle a la mujer una prenda con la que se sienta cómoda la ayudará a adquirir porte y emanar actitud.

“Actitud es lo más importante a la hora de que una mujer se ponga un vestido” comenta el diseñador, “Por más lindo que sea el vestido, si tú no te sientes bien con el vestido no te vas a ver bien.”

“El 50% lo hace el vestido y 50% lo haces tú.”

Jorge Arguett: La moda es algo real

Arguett opina que cada individuo debe buscar la belleza para sentirse bien consigo mismo, y no por las razones equivocadas.

Para llegar a donde está ahora, Jorge Arguett emprendió un viaje de aprendizaje en la industria de la moda. Obtuvo un doctorado en Diseño de Modas en la prestigiosa Universidad de Nueva York, Parsons School of Design en 1994 y recibió clases con el mismo Tim Gunn, celebridad y asesor de moda que forma parte del Reality Show Project Runway.

Arguette relata que, al principio, creía que diseñar se trataba de bocetear e ilustrar las piezas de vestimenta.

En Parsons, aprendió que no era así, y se sumergió en el arte de la costura.

No obstante, el diseñador aclara que ser un profesional de la moda no se limita únicamente al talento con el hilo y la aguja. La formación profesional en la moda es tan seria como la carrera de leyes o la de medicina. Un verdadero diseñador debe conocer a profundidad cómo funciona el mundo en torno a este rubro: La historia de la vestimenta, la aportación de cada diseñador y el aspecto cultural que va envuelto en  el significado de la imagen visual.

Un diseñador debe saber conceptualizar sus ideas en torno a este conocimiento. “La interpretación del diseño de un boceto a la realidad tienes que llevarla correctamente, sino fracasas.” Puntualiza Arguett. Explica que un diseñador puede tener costureros trabajando para él, pero de nada sirve si él mismo no sabe coser, porque no tendrá el criterio desarrollado para evaluar la calidad del trabajo.

Ser un diseñador de modas es como ser el director de una orquesta.

“Para poder tú dirigir la orquesta,” asegura el diseñador, “tienes que saber tocar todos los instrumentos; si tú no sabes tocar todos los instrumentos pues la orquesta no toca bien o los músicos no funcionan. “

Jorge Arguett cree fielmente en la formación académica y por eso puso su propia Academia de Diseño. En sus propias palabras, el objetivo es: “Preparar, fortalecer y enriquecer a la gente que realmente se quiera lanzar al medio de la moda; a que sean gente bien.” El diseñador opina que es imperativo compartir el conocimiento a las nuevas generaciones para que no sé pierda y al contrario, la industria florezca aún más.

Hay una perspectiva errónea sobre la moda.

Muchos creen que es una cuestión superficial.

“La moda no es superficial” comenta Arguett con determinación, “Superficial es la mujer que se pone aquello pensando que disfrazándose o poniéndose aquello que está de moda va a ser auténtica”

“La esencia de la cultura de un pueblo está reflejada a través de su vestimenta” aclara el diseñador. En El Salvador, él señala que hay una pobreza cultural porque se le da prioridad a cuestiones que no aportan belleza y no enriquecen el alma, y sólo generan una mentalidad violenta. Y es esta perspectiva limitada por la que la moda y el tema de la estética son considerados conceptos frívolos, pero esto debe cambiar.

“La moda no es superficial” asegura Arguett “la moda es real.”

¿Por qué la moda es algo real? “La moda es una necesidad.” Comenta, “Porque a través de la necesidad, tú creas; y creas arte a través de la necesidad. Es algo que existe desde que somos personas que nos cubrimos el cuerpo”, explica, “sólo que se hace a través de una forma llamativa para que tú te sientas bien con lo que llevas puesto.”

Aquí se toca de nuevo el tema de la actitud y el porqué de su trascendencia. Para que se cree una atmósfera amena, Arguette comenta que las personas deben sentir seguridad y confianza en ellas mismas. Y esto se trasmite mediante el cuidado de la imagen personal y esto no tiene por qué ser catalogado como algo insustancial.

La moda no es únicamente un sinónimo de tendencia visual.

La moda es una composición estética que va enlazada a otras atribuciones. La moda es algo real porque muestra el pensamiento cultural de una sociedad. Es por eso que debe existir una cultivación de parte de cada persona. “Si tú no te cultivas desde el interior,” opina el diseñador, “jamás te vas a ver bien.”

“La cultura la hacemos todos” concluye Arguett “Lo auténtico está dentro de uno y lo más importante es que la gente es más feliz cuando se acercan a ser lo que soñaron ser de sí mismos.”

Te invitamos a seguir el trabajo del diseñador pionero en la industria de la moda en su página de Facebook.

Jorge Arguette: La Moda es Reasl